AUTONOMÍA UNIVERSITARIA Y PODER POLÍTICO

Dr. Adrian Meza

El tema de la autonomía universitaria frente al poder político constituye indudablemente un tema de actualidad en nuestro país. Aun cuanto en el contexto universitario la sensibilidad de este tópico determina que los abordajes y debates sobre el mismo se restrinjan a determinados ambientes, es indudable que por las características del momento político que vivimos,  el tema cobra una actualidad intensa y genera  diversas posiciones todas ellas  merecedoras de nuestro respeto.

Lo primero que debemos reconocer es que los universitarios como ciudadanos tienen el pleno derecho a definir una posición personal frente a su entorno político y a declarar y actuar en consecuencia con la identidad personal que profesen,  en relación a los modelos políticos y a las comunidades partidariamente organizadas que existen en el país.

Dicho esto es importante señalar que hay una diferencia relevante entre el derecho de los universitarios como ciudadanos frente al poder político y las obligaciones de las universidades como instituciones frente al mismo fenómeno.

Es importante recordar en ello, que en el transcurso de la historia de la universidad los distintos poderes de la sociedad han pretendido tener sobre ella un marco importante de influencia y decisión. Desde épocas antiguas los poderes incubados en el seno de la sociedad en sus distintos estadios históricos han visto en la universidad,  una oportunidad y una amenaza.

Desde los Reyes hasta la Iglesia entendieron desde muy temprano el enorme poder que se deriva del debate de las ideas y del análisis social que los académicos y universitarios realizan en el seno de sus  casas de estudio.

De ahí que el poder político vea siempre en la universidad una oportunidad para legitimarse y también vea en ella una amenaza para el cuestionamiento de su conducta.

Por esta razón es importante tener presente que la autonomía universitaria en su concepción moderna   derivada del movimiento de Córdoba de 1918, pretendió precisamente en el marco del siglo XX, marcar una frontera tangible con relación a esa influencia y a la posibilidad del control del poder político sobre  los estamentos universitarios.

En ese marco obviamente que no puede perderse de vista que  la educación y particularmente la educación universitaria no es neutral y nunca lo ha sido.

En los momentos más dramáticos  en la historia de la humanidad la universidad ha tenido un papel relevante,   para su gloria o para su miseria. No podemos dejar de recordar por ejemplo el rol asumido por el  Presidente de la Universidad de Harvard Abbot Lawrence Lowell, al validar el viciado proceso legal desarrollado por los jueces norteamericanos del estado de Massachusetts por medio del cual finalmente ejecutaron “legalmente “ a los dirigentes sindicales Sacco y Banzetti.

Tampoco podemos negar que fue el  ex rector dela universidad de Moscú  y Director de Enseñanza Superior en la URSS,  Andre Vychinski quien asumió el papel  del  fiscal de Stalin en los oscuros procesos de Moscú en la década de los 30 por medio de los cuales el mandatario Ruso logro eliminar a todos sus contendientes políticos miembros del comité central del partido  Bolchevique  que había arrebatado el poder a los zares de Rusia.

Cual debe de ser en nuestra opinión, la posición de la universidad frente al poder político?

Nosotros pensamos que una universidad como institución puede asumir legítimamente el apoyo a un determinado proyecto o modelo político con el cual se identifique de acuerdo a su filosofía y a sus principios. En el sentido contrario, igualmente creemos que una universidad tiene el pleno derecho de asumir una posición de cuestionamiento a un modelo político que contradiga  de  manera clara e indubitable su filosofía, sus principios y su concepción del mundo.

En ambos casos sin embargo y esa es nuestra posición,  la universidad no puede perder su sentido crítico.

Es decir,  una institución universitaria puede declarar y actuar en afinidad y coherencia con un determinado proyecto político  que represente para ella la satisfacción de determinadas categorías y valores en los que crea como institución,  pero no puede perder su sentido crítico frente al mismo y debe tener siempre la entereza y el  coraje institucional de cuestionar aquellos aspectos del modelo que indiquen incoherencia con sus  postulados o que representen para la sociedad un perjuicio ostensible,  independientemente del discurso de quienes conducen el modelo.

De la misma forma una institución universitaria no puede adversar de manera ciega ningún modelo político y debe de tener también la entereza y el coraje de reconocer en el,  aquellos aspectos positivos que redundan en  beneficio de toda la sociedad a la cual la universidad se debe.

La historia ha demostrado que los modelos políticos no son perfectos y que una cosa es el discurso y otra cosa es la realidad. Igualmente ha demostrado que tanto los que gobiernan, como los que se oponen a los gobernantes , son seres humanos, imperfectos , cuya correspondencia  entre lo que dicen y lo que hacen, a menudo refleja, enormes vacíos de coherencia.

Los pueblos y las sociedades del mundo de hoy,  esperan que la universidad siga teniendo el rol  de una conciencia crítica frente al fenómeno del poder y que tenga el valor y la entereza de hablar cuando otros callan,  o de decir lo que otros por distintas razones se ven impedidos de expresar.

Nosotros creemos en una universidad crítica. En una universidad que no se ponga de pie para aplaudir  incondicionalmente al  poder político, pero también en una universidad que no confunda su rol crítico, con el de un partido de oposición,  como si fuera una fuerza más dentro del abanico de la contienda partidaria y particularmente del debate electoral.

Creemos que una universidad debe tener siempre una distancia prudente tanto de la aversión como de la simpatía,  cuando de modelos políticos se trata. Esta posición nos parece relevante para el cumplimiento de una tarea a la que no puede renunciar: la tarea de la visión crítica y de la comparación permanente entre la propuesta y la realidad  formulada desde los modelos del poder, o desde aquellos que se les oponen.

Dr. Adrian Meza Soza.

Rector.

Mayo 2016. 

La UPF con vos

Próximas Actividades

CAR Managua, Sede Central

 

Delegado: Msc. Consuelo Ortega Navas

Secretaria Académica: Lic. Ismaelia Umaña

Secretaria Académica: Maribel Munguia

Secretario de Registro: Ing. Eliud Gómez

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Tel.: +505 2250 3850 / 52 Ext. 14

Dirección:  De los semáforos de Linda Vista, 6 1/2 c. al sur, sobre la pista. Reparto Miraflores.

CAR San Marcos, Carazo

 

Delegada: Lic. Dionora Medrano

Secretaria de Académica: Lic. Liliam Sevilla Ramírez

Secretaria de Registro: Marjorie Pérez

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 2535 3134

Dirección: km 38 1/2 carretera Las Esquinas  - San Marcos, Carazo.

CAR San Carlos, Rio San Juan

 

Delegado: Lic. Walter Rafael Rojas Sánchez.

Secretaria Académica: Ing. Xiomara Sandoval

Secretaria de Registro: Lic. Lesly Leiva

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 2583 0078

Dirección: Detras del Colegio Sagrado Corazón, San Carlos, Río San Juan.

Programa Territorial Estelí

 

Enlace: Lic. Brigida Rivera

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 5747-6184(C) +505 8380-0486(M)

Dirección: De la Floristería La Alemana, ½ cuadra al Este..

Programa Territorial Ometepe

 

Enlace: Ayda Sequeira

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 8632-4864

Dirección:  Sede Ometepe, Casa Santiago, Fundación Nuestros Pequeños Hermanos. Oficina Moyogalpa, Fundación entre Volcanes, frente al Banpro.

Universidad Paulo Freire (UPF). Todos los derechos reservados.